El sustituto del bisfenol A (BPA), el bisfenol S, incrementa las células tumorales de mama

Medical Xpress

2 de abril de 2017

El que en un envase de plástico nos digan que está libre de bisfenol A no quiere decir que no contenga otro tipo de bisfenol, como el bisfenol S (BPS), que ha demostrado ser un potente alterador endocrino y facilita el incremento de las células tumorales de mama.

El bisfenol S (BPS), uno de los sustitutos del bisfenol A (BPA), un compuesto químico muy utilizado por la Industria del plástico, aumenta la agresividad del cáncer de mama, ya que se comporta como una sustancia química que altera la actividad endocrina. Los resultados, tras comprobar los efectos del BPS en las células tumorales de mama, serán presentados el próximo sábado en la 99ª reunión anual de la Sociedad Endocrina de Orlando (ENDO), Florida.

El BPS se encuentra presente en los plásticos duros de policarbonato, en los billetes y tickets de papel térmico (los que nos dan en tiendas y supermercados), así como en muchos productos que dicen estar libres de la presencia del bisfenol A; es un producto químico que altera el funcionamiento del sistema endocrino y es sospechoso de poner en riesgo nuestra salud.

A pesar de las esperanzas de encontrar una alternativa segura al BP, los estudios han demostrado que el BPS, por su parecido con los estrógenos, imita la conducta del BPA”, dijo el investigador principal de estudio, el Dr. Sumi Dinda, profesor asociado de la Escuela de Salud Pública de la Universidad de Oakland, Rochester, Michigan.

Su estudio ha confirmado que el BPS actúa como un estrógeno en las células tumorales de mama, dijo Dinda, agregando: “Hasta ahora, el BPS ha demostrado ser un potente alterador endocrino”.

Él y sus colegas han estudiado los efectos del BPS en el receptor del estrógeno α y el gen BRCA1. La mayoría de los cánceres de mama son receptores de estrógenos positivos, y de acuerdo con el Instituto Nacional del Cáncer, del 55% al 65% de las mujeres que heredan una mutación perjudicial en el gen BRCA1 desarrollan cáncer de mama.

Utilizando dos líneas celulares de cáncer de mama obtenidas de mujeres con cáncer de mama con receptor de estrógeno positivo, el equipo de investigación expuso las células de cáncer al bisfenol S o a una sustancia inactiva como control.

Los investigadores también trataron las células tumorales de mama con estradiol (estrógeno) y encontraron que el BPS actuaba como un estrógeno que multiplicaba las células tumorales, dijo Dinda. En comparación con el control, el BPS aumentó la expresión de la proteína en el receptor de estrógenos y en el gen BRCA1, en un período de 24 horas, del mismo modo que lo hizo el estrógeno. Después de una exposición durante 6 días al bisfenol S, las células tumorales de mama en ambas líneas tumorales aumentaron en un 12% a las dosis más bajas (4 micromoles), llegando hasta un 60% en exposiciones más altas (8 micromoles).

El equipo de investigación bloqueó entonces la proliferación inducida por el bisfenol S de las células tumorales tratando las células con fármacos antiestrógenos, que se usan para bloquear la acción de los estrógenos sobre las proteínas de unión al estrógeno (receptores de estrógenos) en las células tumorales de mama.

Dinda dijo que sus hallazgos sugieren que el BPS puede causar que el cáncer de mama se vuelva más agresivo. Aunque se necesitan estudios más detallados de la acción del BPS en las células tumorales de mama para su confirmación, se sugiere que “si una mujer tiene una mutación en el gen BRAC1 y utiliza productos que contengan BPS, su riesgo de desarrollar cáncer de mama puede aumentar aún más”.

La coautora Katie Aleckm asistente de investigación en la Universidad de Oakland, presentará los resultados en dicha reunión.

——————————————————–

Anuncios