Juicio contra Monsanto: un responsable de la EPA acusado de trabajar a favor de Monsanto para impedir un estudio sobre el cáncer

– “Me merezco una medalla”, dijo el responsable alardeando de su papel ante la Empresa

– Monsanto ocultó los riesgos del herbicida Roundup

por Joel Rosenblatt , Lydia Mulvany y Peter Waldman, 14 de marzo de 2017

Bloomberg

Un empleado de la Agencia de Protección Ambiental encargado de evaluar el riesgo de cáncer por la exposición al herbicida Roundup de Monsanto, supuestamente alardeó ante un Ejecutivo de la Empresa de que se merecía una medalla por impedir una investigación por parte de otra Agencia sobre uno de los productos químicos clave dentro de los herbicidas.

Esta jactancia se hizo durante una conversación telefónica en el mes de abril de 2015, de acuerdo con los abogados de los agricultores y otras personas que dicen haber enfermado por este herbicida. El Director de la sección de plaguicidas de la EPA, que abandonó la Agencia el año pasado, se ha convertido en una de las figuras centrales de las más de 20 demandas presentadas en los Estados Unidos, en las que se acusa a la Empresa de no advertir a los consumidores y Agencias de Regulación del riesgo de que su herbicida basado en el glifosato pudiera causar un linfoma no Hodgkin.

Si puedo paralizar esto, me merezco una medalla”, dijo el Director de la sección de la EPA, Jess Rowland, de acuerdo con una declaración judicial publicada el martes, en la que se dice que el gerente de los asuntos relacionados con la regulación de la Empresa Monsanto informó de una conversación en un correo electrónico que envió a sus colegas. La Empresa buscaba la ayuda de Rowland para detener una investigación sobre el glifosato que pensaba iniciar otro departamento, la Agencia de Sustancias Tóxicas y Registro de Enfermedades, que forma parte del Departamento de Salud y Servicios Humanos de los Estados Unidos, de acuerdo con esa declaración.

Un juez federal que supervisa el litigio sobre el glifosato en San Francisco, dijo el mes pasado que está a favor de que declare en el juicio contestando a las preguntas de los demandantes, que sostienen que tenía una relación “muy sospechosa” con Monsanto. Rowland supervisó un comité que encontró insuficientes evidencias para concluir que el glifosato causase cáncer y dejó su trabajo el año pasado después de que se filtrase un Informe a la prensa.

Declaración de Monsanto

El Vicepresidente de Estrategia Global de Monsanto, Scott Partridge, dijo en una entrevista telefónica que sería “un hecho notable” el que Monsanto pudiera haber manipulado las decisiones de la EPA durante la Administración de Obama. Los correos electrónicos son un “cauce natural de información” entre la Empresa y la EPA: “No se trata de ningún intento de manipular el sistema”.

Preguntado si los correos electrónicos que describen de forma expresa las relaciones entre Monsanto y Rowland para impedir una investigación sobre el glifosato por parte de la Agencia de Sustancias Tóxicas, Partridge dijo que examinaría esos mensajes y que respondería más tarde.

La Empresa también emitió una declaración defendiendo el uso del glifosato.

Las alegaciones que se hacen diciendo que el glifosato puede causar cáncer en los seres humanos son inconsistentes con las décadas de exhaustivas revisiones de seguridad por parte de las principales autoridades reguladoras de todo el mundo”, dijo Monsanto.

El pasado 10 de marzo, la Empresa perdió un litigio por el cual pretendía que no se incluyese al glifosato en la lista pública de productos químicos que causan cáncer, en California. Un juez estatal rechazó los argumentos de Monsanto de que el producto químico no entrase a formar parte de la lista, creada por una iniciativa tras una votación que solicitaba la inclusión de advertencias explícitas para los productos de consumo que contienen sustancias que pueden causar cáncer o defectos de nacimiento.

Comunicaciones de Rowland

Los abogados de los demandantes dicen que las comunicaciones de Rowland con los responsables de Monsanto demuestran que la Agencia de Regulación en lugar de vigilar a la Empresa, ejercía un papel de sumisión y trabajaba en su nombre.

El que salgan a la luz pública los documentos entregados al Tribunal “representa un enorme avance para la salud pública”, dijo Tim Litzenburg, uno de los abogados que representa a los demandantes contra Monsanto. Las Agencias de Regulación, los científicos, los consumidores y los médicos “pueden observar algo de lo que Monsanto ha estado haciendo entre bastidores y cómo ha manipulado la literatura científica hasta la fecha, lo cual es importante de cara a la toma de decisiones, no solamente en el caso de estas demandas”.

…Pueden observar algo de lo que Monsanto

ha estado haciendo entre bastidores

y cómo ha manipulado la literatura científica hasta la fecha…”

Después de la conversación telefónica con Rowland, el Jefe de Asuntos Reguladores de los Estados Unidos, Dan Jenkins, advirtió a sus colegas de que no “aumenten sus esperanzas”, según un correo electrónico que se encuentra entre los documentos recibidos por el Tribunal.

Dudo de que la EPA y Jess (Rowland) puedan impedir esto”, escribió Jenkins. Puede que se haya adelantado. Otro Informe interno de Monsanto dice que la ATSDR, que es como se conoce a la Agencia de Sustancias Tóxicas, “está de acuerdo en seguir las directrices de la EPA”.

Aunque Monsanto no puede hablar de la EPA, entendemos de este comentario que la EPA estaba preocupada por la ATSDR, que pensaba iniciar un análisis de seguridad del glifosato, sin darse cuenta de que la EPA ya llevaba bastante camino andando en su propio análisis de seguridad integral”, dijo el portavoz de Monsanto Christi Dixon en un correo electrónico.

La ATSDR anunció en el Registro Federal en febrero de 2015 que planeaba publicar un perfil toxicológico del glifosato, que estaría listo para octubre de ese mismo año. Nunca lo hizo. La oficina de prensa de la Agencia no respondió a los varios mensajes enviados para solicitar sus comentarios. Los representantes de la EPA tampoco respondieron de inmediato a las llamadas telefónicas que solicitaban sus comentarios.

Los abogados de los demandantes dijeron en otra declaración que el Director de Toxicología de Monsanto y su jefe, Bill Haydens, actuaron como escritores fantasma de dos de los Informes, incluyendo uno del año 2000, uno de los estudios considerados por el Comité que presidía Rowland para llegar a la conclusión de que el glifosato no era carcinógeno para los seres humanos.

La EPA “puede no estar al tanto de las prácticas fraudulentas de Monsanto en cuanto a la autoría de estudios”, dijeron los abogados.

En una de las comunicaciones internas de febrero de 2015, se hace referencia a la forma de reducir los costes de los trabajos de investigación. Los abogados de los demandantes lo citaron para apoyar sus demandas, diciendo que no se puede confiar en el Informe de la EPA, cuyas conclusiones fueron contrarias a las de otra Agencia Internacional que clasificó al glifosato como probablemente carcinógeno para los seres humanos.

Menores costes, más aceptables” supone que se debe confiar en los expertos sólo en algunas áreas mientras que “los escritores fantasma redactan las secciones de Exposure Tox y Genetox”, escribió Haydens a un colega.

Los nombres de los científicos externos podrían aparecer en la publicación, “pero eso supondría un coste añadido, mientras que la redacción la habríamos hecho nosotros y ellos sólo la corregirían y firmarían con sus nombres, por así decirlo”, según un correo electrónico, que viene a decir cómo manipuló Monsanto el estudio del año 2000.

Los nombres de los científicos externos

podrían aparecer en la publicación,

pero eso supondría un coste añadido,

mientras que la redacción la habríamos hecho nosotros

y ellos sólo la corregirían y firmarían con sus nombres,…”.

Monsanto dice que estas alegaciones son falsas y en un blog acusó el pasado martes a los abogados de los demandantes de sacar fuera de contexto un comentario de un correo electrónico para así caracterizar de manera errónea el estudio de un científico de la Empresa.

Las contribuciones de Heydens al documento del año 2000 fueron detalladas en la sección de reconocimientos del Informe y su propia referencia a la escritura fantasma en un correo electrónico del año 2015, lo cual no dejó de ser una exageración ante “las pequeñas contribuciones editoriales” que hizo.

Eran cosas tales como la edición de cuestiones relativamente menores, el formato de edición, sólo por razones de claridad, sólo para una mayor legibilidad, para que así la gente tuviese más fácil la lectura y de una manera más organizada”, dijo Heydens en el testimonio jurado en el pleito de San Francisco, según la Empresa.

El caso que se juzga: Pleito de Responsabilidad por productos defectuosos en Roundup. MDL 2741, Tribunal de Distrito de los Estados Unidos, Distrito del Norte de California (San Francisco).

————————————————————-

Anuncios