Monsanto, Blackwater y los saboteadores

por Rady Ananda / 20 de septiembre de 2010

Monsanto, que modifica genéticamente las plantas para que sean tolerantes a lo pesticidas y que producen semillas que no germinan, contrató los servicios de los mercenarios de Blackwater para que espiara a los críticos, según dice Jeremy Scahill en un informe. La empresa que fabrica tecnología mortífera se alía con los escuadrones de la muerte.

Es la respuesta a una década de oposición y sabotaje de las cosechas de organismos genéticamente modificados. Desde su introducción en la agricultura en 1996, las personas afectadas han destrozado cada año tales cosechas en distintos lugares de la Tierra. Miles de plantas modificadas genéticamente han sido destruidas.

Blackwater es celebre por la masacre de Nisour Square, en 2007. Diecisiete civiles murieron cuando los mercenarios dispararon en un mercado repleto. El equipo que realizó esta hazaña fue absuelto por un tribunal estadounidense.

Scahill realta en su web que Blackwater ( ahora Xe Services) espió y se inflitró en los grupos de oposición a Monsanto, desde 2008 hasta principios de 2010. Dice:

La relación entre las dos compañías pareció establecerse en enero de 2008, cuando el presidente de Total Intelligence, Cofer Nero, viajó a Zurich para encontrarse con Kevin Wilson, gestor de seguridad de Monsanto para asuntos globales.

Después de la reunión en Zurich, Negro envió un correo electrónico a otros ejecutivos de Blackwater, incluyendo a Prince ( antigua agencia paramilitar Enrique) , siendo presidente Erik, y Prado y a la dirección de correo electrónico de Blackwater.

Negro decía que Wilson entiende que podemos extender la mano por Internet a fin de proteger el legítimo nombre de Monsanto…. colocando en primer lugar la información que nos interese.”

Negro añadió que Total Intelligence se convertiría en el informador de Monsanto. Negro decía que Monsanto también estaba preocupada por los activistas de los derechos de los animales y que hablarían con Blackwater para infiltrar a personas en la organización.

… Wilson confirmó que se encontró con Negro en Zurich y que Monsanto contrató los servicios de Total Intelligence, trabajando para ellos hasta principios de 2010. Negó que hubiera hablado sobre la posibilidad de infiltraciones en los grupos de defensa de los animales, declarando que no hubo tal discusión.

Monsanto dijo que sólo la información pública disponible fue revisada. Scachil escribe del gestor de seguridad de Monsanto, Kevin Wilson:

Afirmó que Total Intelligence sólo envió a Monsanto informe sobre las actividades de grupos o individuos que podrían suponer un riesgo pera el personal de la compañía y las operaciones en todo el mundo, supervisando la información de los medios locales y otras información disponible al público. Los servicios se extendieron a la información sobre incidentes terroristas en Asia y en Centroamérica, o mediante la exploración de los blogs de activistas y otros sitios web.

Tom Philpott de Grist anota:

Puedo confirmar que Monsanto revisa los blogs y sitios web. En 2005 decidí romper con un periodista de la política de alimentos, después de que un abogado de Monsanto me envió una carta diciendo que cesara y desistiera.

Monsanto también se ha aliado abiertamente con activistas en otros blogs. Siendo redactor jefe de OpEdNews.com, el propietario del sitio, Rob Kall, admitió a Brad Mitchell, jefe de relaciones públicas de Monsanto. Mitchell se centró sobre todo en los artículos de Linn Cohen-Cole, el cuál dijo que después de que sus artículos tuvieran una cierta repercusión, notó que le vigilaban desde algunos vehículos.

Aquella temprana decisión de 2009 en OpEdNews, levantó la ira de los periodistas que escribían sobre alimentación. Se opusieron a la creación de un foro para que la gente tuviese acceso, al igual que una corporación que con sus miles de millones puede publicar en los medios dominantes, contratar agentes, o profesionales como Burson_Marstellar, los mismos que declararon que el desastre de Bhopal no fue tan terrible, promueve el voto secreto….

La mayoría rechazó la aprobación de Kall a la admisión de Monsanto, obligándole a cancelarlo. Dos meses más tarde, en mayo de 2009, censuró a varios radicales, y también a aquellos de nosotros que criticábamos los organismo genéticamente modificados. Con mi salida, se inició un espacio llamado Libertad de Alimentos, que incluye una cobertura de los alimentos genéticamente modificados y de Monsanto.

Pero no importa cuántos bloggers haya tratado de acallar, la industria de la biotecnología ha perdido en el tribunal de la opinión pública. Por esta razón impiden que se etiqueten los alimentos genéticamente modificados. Ni siquiera Burson-Mastellar ha sido capaz de vencer la reputación de frankefood.

Sabotaje de los cultivos OGM en defensa de la Biodiversidad

Pero no sólo la opinión pública preocupa a Monsanto. Monsanto no contrató a asesinos para influir en la opinión pública. El sabotaje de las cosechas de OGM, que procedía de Europa, ha sido un esfuerzo continuo desde 1997.

En 199, Andrew Hund, compiló varios informes sobre el sabotaje de las cosechas de los OGM en todo el mundo, algunos de los cuales están incluidos más abajo.

Sólo en los EE.UU, Gordon Rausser documentó miles de plantas OGM destruidas en 1999. Los ciudadanos se dirigieron al maíz transgénico, remolacha, girasoles, melones, tomates, nueces y fresas. Los ataques ocurrieron en Maine, Vermont, Minnesota, Nueva York y California.

Kathryn Brown escribió en Scientific American que en el año 2000 en Maine, los saboteadores a medianoche cortaron más de 3.000 álamos experimentales. Y en San Diego, esparcieron el sorgo y rociaron las paredes del invernadero con pintura.

Este año, Marcel Kunt describió 70 casos de sabotaje de cosecha de OGM en Inglaterra, Suiza, Francia y Alemania, entre 1999 y 2010.

Lo que aparece abajo es sólo una breve prueba de tales acciones. Muestra un amplia variedad de cosechas en distintos continentes. Muestra el interés por librar al planeta de esta tecnología.

[Se pueden consultar en el enlace  las acciones de sabotaje llevadas  a cabo contra los organismos genéticamente modificados]

No todos tienen el lujo de destruir cosechas de OGM. En la India, según un nuevo proyecto de biotecnología conocido como BRAI, la gente puede ser encarcelada y multada simplemente por engañar sobre los OGM. Y es que la industria de la biotecnología se basa en la información falsa, por ejemplo que una proteína de un OGM es equivalente a la de un alimento convencional, y uno tiene que preguntarse si los ejecutivos de Monsanto conseguirán el privilegio y sólo serán perseguidos por la ley los que se oponen a tal tecnología.

En otros casos se ha acudido a la violencia.

El mes pasado, en La Leonesa, Argentina, 100 matones atacaron a los agricultores locales que presentaban un estudio científico sobre la toxicidad del glifosato, el ingrediente principal del Roundup de Monsanto. El gobierno local del Chaco había detectado una triplicación en el número de cánceres infantiles y una cuadriplicación de los defectos de nacimiento en el área donde desde hace 10 años se expande glifosato y otros agroquímicos.

Monsanto ha contratado a agentes de la CIA y ex-mercenarios para proteger sus productos mortales. Esto produce un descrédito adicional a la compañía. La gente puede ahora retratar un cuadro aún más triste de la compañía, que trajo el agente naranja, PVBs, rBST, DDT, aspartame y, ahora, asesinos a sueldo.

Ray Ananda comenzó su andadura en los blogs en 2004. Sus trabajos han sido publicados en revistas, y también se ha interesado en el tema del fraude electoral. Ha dedicado su carrera siendo abogado de investigación, investigaciones y paralegal. Se graduó en la Universidad Estatal de Ohio en Agricultura, con B.S. En Recursos naturales.

http://dissidentvoice.org/2010/09/monsanto-blackwater-and-gm-crop-saboteurs/

Traducido del inglés por Zenón

Anuncios