Una carta a Tony Blair

por Lauren Booth / 5 de septiembre de 2010

Querido Tony:

Felicitaciones por tus memorias políticas que han sido un éxito editorial inmediato. Estoy en Irán y tengo la única copia que existe en el país. Puedo decirte, ya que tan ferozmente has luchado, que valen su peso en armas de destrucción masiva. Una pequeña indicación: ten preparada cuanto antes una traducción al farsi (persa) y árabe, pues se irán volando de los anaqueles de las librerías.

Tony, ayer acudí a la protesta del día de Al Quds* en Teherán. ¿No lo has oído? Es la manifestación en la que los iraníes protestan contra la ocupación ilegal de Palestina por Israel, incluida la ciudad Santa de Jerusalén.

Soy sarcástico preguntando si has oído hablar del día de Al Quds, porque sé que sí lo sabes ¿No es tu peor pesadilla? Después de que todo Teherán es el lugar donde la política y el Islam se entrelazan.

Personalmente nunca he entendido este miedo hacia el “Islam Político”, me parece que la gente religiosa debiera ser educada en todo lo que ocurre en el mundo, sin que se les mantenga en la ignorancia. Como dicen los Mid West Christian Zionists (Cristianos Sionistas del Oeste) de los Estados Unidos, personas que no pueden encontrar en un mapa donde se encuentra su ciudad, pero que odian al Islam aun sin saber si se trata de algún tipo de curry o de un extranjero haciendo turismo.

De todos modos, ayer me puse en medio de más de un millón de musulmanes iraníes que cantaban al unísono “‘Marg Bar Isre-hell!’ and ‘Marg Bar Am-ri-ca”. Seguro que sabes lo que esto significa, Tony, “Abajo con Israel, abajo con América”. Los hombres, las mujeres y los niños resistieron todo el día sin nada de agua ni de comida ( es lo que se llama el Ramadán). Enfrentarse con hambre y con sed en un día de mucho calor, como si esto no fuera nada. Pueden resistir las privaciones, se sienten orgullosos de sufrir a fin de expresar su solidaridad con los palestinos. Nada parecido con la solidaridad que muestra América con armas químicas ilegales y un millón de civiles muertos.

Algunas madres lloraron durante la manifestación, nada de odio hacia el Oeste, pero si mostraron su empatía con los madres de Rafah, Khan Younis, Nablus y Jenin. Reconoces estos nombres, Tony, pues como enviado del paz a Oriente Medio debieras conocerlas. Israel ha matado a niños de todas estas ciudades en años anteriores ¿No lo sabías?

¡Hoy cuándo en las calles de Londres reverberen los gritos de ‘Allahuakbar!’ y ‘Abajo Abajo Israel.’, los cristianos y los judíos se unirán a los gritos atronadores de ‘Abajo Abajo Israel, hombro con hombro con los musulmanes ‘políticos’ que dices temer tanto.

Quizás crees que estoy en peligro en Irán, sobre todo durante un día como Al Quds. Bien, tengo que decirte otra vez Tony, que has sido alimentado y has consumido en su totalidad una gran mentira. La mentira que dice que cuando los musulmanes expresan una opinión en grupo, en público, siempre están espoleados por el odio hacia ‘nosotros’ los infieles. Como si todas las protestas que son conducidas por comunidades musulmanas fueran una especie de rencor sostenido contra los Cruzados.

Quizás debieran de estarlo aún más, después de leer la contraportada de tu éxito editorial, donde dices que estás en una Cruzada Moderna.

El conflicto entre Palestina e Israel es según tu parecer un problema religioso, nada que vez con la limpieza étnica de la población árabe, ni la degradación que sufren bajo el sometimiento israelí. Dices que siempre los árabes verán a los judíos como enemigos. Tony, te inventas tu historia ¿Cómo vas a dirigir una Fundación de Fe con esas ideas sobre el Islam? ¿Tus amigos de Tel-Aviv se olvidaron de decirte cuántos miles de judíos vivieron en la Palestina Histórica en armonía con sus vecinos árabes antes de 1948? ¿No sabes que hay decenas de miles de judíos que residen de forma permanente en Irán?

Me he sentado con familias musulmanas, aquellas cuyos niños fueron arrasados por bombas israelíes/estadounidenses con fósforo. Aquellos que todavía sufren de hambre por el asedio de Israel hacia Gaza. Aquellos que han sobrevivido a pesar de las sanciones contra Irán y necesitaban vales de comida para vivir. Cada musulmán de cada una de estas familias tienen un solo mensaje: “No odiamos a nadie por su raza o religión. No podemos odiar a los judíos porque aparecen en nuestro libro santo, las enseñanzas del Corán”. Pero Tony no ceja en sus constantes amenazas hacia ellos, aliado con sus jefes de Tel-Aviv y Washington. ¿Sabes lo que supone vivir en Gaza? ¿Sabes que fueron atacados con armas químicas, sus escuelas arrasadas por miles de misiles israelíes, sus hospitales derruidos, su electricidad limitada, su agua convertida en imbebible?

Realmente Tony creo que eres una persona comprensiva. Realmente creo que sientes punzadas de dolor por las privaciones sufridas por millones de personas en el Oriente Medio como resultado directo de tu apoyo a Israel. ¿Entonces pusiste aquel sentimiento a un lado, porque crees que lo merecen?

En tu libro dices que sabías muy bien cuántas casas de Beirut fueron destruidas, cuántos civiles murieron en Líbano en 2006. Aún rechazas la rabia libanesa sobre la ocupación israelí de ‘la Granja de Shebas’ como algo irrelevante, una parcela ‘diminuta’ de tierra. No puedes comprenderlo dentro de la presión constante que ejerce el vecino israelí, agresivo y fuertemente armado. Dices que como Israel es atacado, éste devuelve el golpe. Como si Israel viviera en una apacible paz, siendo amable con sus vecinos de alrededor, ajeno a las masacres.

Cuando varios líderes mundiales salieron para exigir que Israel cesase inmediatamente sus bombardeos en 2006 sobre las ciudades libanesas, tú callaste como un muerto.

Si yo hubiese condenado a Israel habría sido deshonesto, habría minado minado mi concepción del mundo”, afirmas en tu libro.

Tu concepción del mundo es la de que los musulmanes, son locos, malos, peligrosos. Un contagio que debe ser contenido. El último capítulo de tu libro debe ser leído en Oriente Medio, felicidades. Expresas el orden de tu amigos de Washington y Tel-Aviv. En el último capítulo dices; ‘necesitamos un ataque contra la religión’ contra el Islam. Y por ‘el Islam’ quieres decir las reuniones de Al Quds, la intifada palestina (basada en una lucha del Apartheid anti Tony, NO la intolerancia religiosa), contra cada árabe que deja de poner sus brazos en el aire ya que los misiles F16 llueven sobre sus casas y campamentos de refugiados y cantan en coro diciendo ‘Imagina a toda la gente …’

Cuando dices que ‘el extremismo’ debe ser ‘controlado y golpeado’ supones que tú y tu clase moralmente abyecta (pero asquerosamente rica ), como líderes mundiales queréis el control de la creciente solidaridad que se extiende por Ummah y une a todos los activistas de todos los credos en las calles de París, de Londres, de Bradford, de Roma…

No sólo el extremismo debe ser derrotado’ también la palabras ’ ‘tienen que ser atacadas’, has escrito.

Irán en efecto es el lugar donde la tradición islámica encuentra su nexo con la acción política.

Son muy conscientes de la historia de esta región, los males perpetrados por Israel contra Palestina y las maquinaciones políticas de los EE.UU y los gobiernos del Reino Unido para aislarlos.. Durante mi permanencia he encontrado todo tipo de consideraciones y trato agradable por parte de la gente. Yo no te recomendaría hacer un viaje para presentar tu libro, aunque…

* El Día de Al Quds, que fuera establecido para recordar a los musulmanes la obligación de apoyar y luchar a favor de la causa Palestina.

http://dissidentvoice.org/2010/09/an-al-quds-day-letter-to-tony-blair/

Traducido del inglés por Zenón

Anuncios