Vacas clonadas en el supermercado

La leche de vaca clonada desembarca en Europa

Original (New York Times): Cloned Livestock Gain a Foothold in Europa

05.08.2010 James Kanter vía Courrier International

En varios países, entre los que se encuentran Suiza y el Reino Unido, productos procedentes de ganado clonado se encuentran en los estantes de los supermercados, sin que el consumidor lo sepa. Este artículo del New York Times da cuenta de una encuesta de la agencia británica de seguridad alimentaria.


Son muchas las personas que se estremecen ante la idea de clonar animales. En Suiza, en el Reino Unido, y quizás también en otros países, un grupo de ganaderos importaron de Estados Unidos semen y embriones provenientes de animales clonados o de su progenie, con el fin de obtener animales más productivos. Y aunque ningún distribuidor lo admita públicamente, es probable que la carne y los productos lácteos procedentes de estos animales se estén vendiendo en los supermercados.

No se pone en duda que se trata de pequeñas cantidades y de que su venta parezca legal, sino que destacamos esta evolución en una parte del mundo donde ha habido un oposición a los organismos modificados genéticamente (OGM), y donde muchas personas consideran la clonación animal como potencialmente peligrosa, cruel e inmoral.

En Europa, los responsables políticos indican que toda empresa que desee comercializar carne o productos lácteos nacidos de animales clonados debe atenerse a la reglamentación europea sobre nuevos alimentos, que regula la innovaciones en el sector agroalimentario. Pero hasta ahora ninguna medida ha sido tomada: la carne y los productos lácteos procedentes de animales clonados no son objeto de ningún tipo de control o de autorización previa.

La Oficina Federal Suiza de Salud Pública (OFSP) anunció en un sitio de Internet que “productos lácteos y la carne de los animales clonados habían sido posiblemente utilizados por la industria agroalimentaria antes de ser vendidos en Suiza. Otros países europeos están en la misma situación”.

“No debemos convertirnos en hostigadores de los animales clonados y sus descendientes. Hoy hay que producir más con menos recursos y con menos impacto para el medio ambiente. La clonación debe ser la solución del futuro”, palabras de Arnaud Petit, director de Copa-Cogeca, primera asociación europea de agricultores y cooperativas.

En julio, el Parlamento Europeo votó por la prohibición de venta de carne y productos lácteos procedentes de los animales clonados. No obstante, después de un intenso debate en torno a los OGM, los Estados europeos no quieren provocar una guerra comercial con los gigantes de la agricultura, como Argentina, Brasil o Estados Unidos. Se producirán una serie de negociaciones a partir de septiembre con el fin de redactar un texto de consenso.

Durante los últimos tres años, ganaderos británicos han obtenido por lo menos tres animales a partir de embriones importados. Esta noticia provocó una oleada de protestas en los medios de comunicación por parte de los opositores a la clonación, que se mostraban inquietos al ver aparecer productos alimenticios vendidos en supermercados sin una inspección sanitaria adecuada.

Un productor británico declaró que utilizaba la leche procedente de una vaca nacida de un animal clonado. También dijo que había vendido embriones de esta vaca a ganaderos canadienses. El ganadero no quiso desvelar su identidad, hablando de lo poco popular que es la clonación en el Reino Unido, y que los consumidores nunca la comprarían de conocer su origen. Espera no tener que deshacerse de un animal tan valioso. Sin embargo, no se mueve conforme a la legislación del Ministerio de Medio Ambiente,Alimentación y de Asuntos Rurales. Según declaraciones de un portavoz, el ministerio no tenía conocimiento de que carne y leche procedente de animales clonados o sus descendientes hubiese entrado en la cadena alimentaria del Reino Unido.

En Suiza, famosa por sus quesos y chocolates, el gobierno reconoció la existencia de varios centenares de animales descendientes de clones de segunda o tercera generación. Subrayaba que era un porcentaje muy pequeño, en relación al millón y medio de cabezas de ganado del país.

Julio César Díez, veterinario que participó en el nacimiento de Got, el primer toro de lidia que se clona en España, señala que se espera que los animales clonados y sus descendientes sean cada vez más utilizados por los ganaderos europeos en el futuro, debido a la creciente demanda de carne de buena calidad a precios asequibles. “Cuando se es capaz de seleccionar a animales que producen tanta carne suplementaria por kilo de grano y forraje, recurrir a la clonación se hace inevitable”, explica.

http://www.courrierinternational.com/article/2010/08/05/le-lait-de-vache-clonee-debarque-en-europe

Traducción: Zenón

Anuncios

1 Comment

  1. A raíz de la publicación de este artículo he enviado al Ministerio un escrito en el que les muestro mi preocupación por este asunto, que también será el de otras muchas personas.

    Han aparecido en distintos medios de comunicación, en concreto en el New
    York Time y el Daily Mail, según consta en esta página de internet (
    http://www.courrierinternational.com/article/2010/08/05/le-lait-de-vache-clonee-debarque-en-europe) que se están comercializando en Europa productos procedentes de vacas
    clonadas, en concreto se habla de leche y carne. Se señalan en principio
    el Reino Unido y Suiza, pero también se deja entrever que puede haberse
    extendido a otros países, entre los cuales podría estar el nuestro.

    Como quiera que los estudios realizados hasta la fecha no han comprobado
    la inocuidad de estos productos para la salud humana, y que la
    legislación nacional y europea regulan la comercialización de estos
    alimentos, y de la obligatoriedad de los oportunos controles sanitarios,
    ruego a ustedes desmientas o afirmen la veracidad de estas
    informaciones, asegurando que la salud de los consumidores no está en
    riesgo por su introducción en el mercado de forma oculta, sin
    conocimiento de estos, y sin los controles preestablecidos por las
    autoridades sanitarias y ministeriales.

    Ya veremos si contestan, que raras veces lo hacen, y de ser así en qué términos.

Los comentarios están cerrados.