¿Y si el sol fuera el petróleo de Cuba?

Un documental de Anne Delstanche


Cuba busca la independencia energética basada en energías limpias (solar, eólica, hidráulica y biogás …) a medio plazo. El país cuenta con una fábrica de paneles solares, con tecnología propia. Además, está colaborando con varios países en el marco del ALBA.

Las grandes plantas en su mayoría han sido sustituidas por generadores que surcan toda la isla. Cuba es víctima de ciclones casi todos los años; la descentralización evita recortes generales de electricidad en regiones enteras en caso de mal tiempo.

La energía hidráulica se utiliza cada vez más a pesar de la ausencia de importantes ríos, empleándose para ello los pequeños arroyos; el biogás también se explota e incluso la biomasa, siempre que la planta utilizada no sea comestible y por lo tanto no pueden subir los precios de los Alimentos.

Utiliza el bagazo de la caña de azúcar y unos residuos de los que el país trata de deshacerse por una plaga que invadió todas las tierras por un arbusto en poco tiempo, el morabito, que también es usado para hacer combustible. Cuba es el primer país que ha llamado la atención sobre el peligro de aumentar los precios de los alimentos, agravando la situación de los más pobres. Esta política va acompañada de una propuesta de ahorro de electricidad y la educación de la población ante los problemas ambientales.



http://www.internationalnews.fr/article-le-soleil-nouveau-petrole-de-cuba-y-si-el-sol-llegara-a-ser-el-petroleo-de-cuba-documentaire-hq-vostf-54125046.html

Anuncios