El extraño caso de Curtis Flowers

por Bill Quigley / 10 de junio 2010

Un hombre afro-americano, Curtis Flowers, ha sido la primera persona en la historia de los EE.UU en ser juzgada seis veces por el mismo delito. El Sr. Flowers lleva en la cárcel de Mississippi desde 1996, acusado del asesinato de cuatro personas en una tienda de muebles. La selección del jurado comenzó esta semana en Winona, Mississippi, una pequeña población de 5842 habitantes.

Ya fue juzgado con anterioridad en 1997, 1999, 2004, 2007 y 2008, acabando siempre con una revocación de la condena o con los jurados disueltos por falta de acuerdo. Este caso ya ha costado al Estado de Mississippi la cantidad de 300.000 dólares.

Winona, conocido como “ la encrucijada del Mississippi”, es un pequeño pueblo del condado de Montgomery, situado a 120 millas al sur de Menfis y a unos 100 kilómetros al norte de Jackson. En el condado, el 45% de la población es afro-americana. El valor medio de una vivienda en Winona es de 5.000 dólares.

La condena al sr. Flowers en 1997 fue revocada por la Corte Suprema de Mississippi porque la fiscalía hizo un uso abusivo del efectismo y presentó pruebas de otros delitos para convencer y crear prejuicios en el jurado. La fiscalía había utilizado testimonios de terceros y tergiversó los hechos cuando los presentó ante el jurado.

La condena de 2004 fue revocada después de que el fiscal dirigiese sus alegatos contra la comunidad afro-americana. La Corte Suprema dijo: “ hay una presunción razonable de discriminación racial, como nunca habíamos visto…”

El cuarto y quinto  ensayos terminaron con la anulación del juicio, debido a que los jurados no pudieron llegar a un veredicto unánime.

En el ensayo de 2007, cinco miembro afroamericanos del jurado votaron a favor de la absolución, mientras que los siete miembros del jurado blancos votaron por su condena. En 2008, un ex profesor afroamericano se pronunció a favor de la absolución. El fiscal más tarde denunció al jurado por perjurio, abandonando el cargo.
De las personas que quedan en el pueblo, la mayoría tiene alguna relación con el caso, bien por relaciones de parentesco, de la escuela o del trabajo. Cuatro miembros potenciales del jurado son agentes de la ley, admitiendo que habían tenido relación con el Sr. Flowers, aunque dijeron que tratarían el caso con imparcialidad. Los miembros del jurado afroamericanos hablan de su relación familiar, o de trabajo, o en la iglesia, donde existe un grupo de gospel que dirige el padre de Curtis, Archie Flowers. Un miembro del jurado habló de su relación con Curtis Flowers después de haberlo conocido en la iglesia de la prisión.

El martes, Lajuanda Williams, una estudiante afroamericana de derecho de la Universidad de Mississippi, fue seguida y retenida por las fuerzas de la ley cuando se dirigía al juicio del Sr. Flowers.
Estaba trabajando como pasante de la Oficina de Defensa. A medida que se acercaba a Winona, pudo ver como un coche de policía del condado de Montgomery la siguió durante cerca de un kilómetro y medio y la obligó a detenerse. Cuando bajó la ventanilla, el policía la indicó que pusiese las manos en el volante y que mirase hacia adelante. Sabía que no llevaba exceso de velocidad, ni que había violado ninguna ley.

Le preguntó dónde se dirigía. Ella contesto: “¿He incumplido alguna ley?. – “Esa no es la contestación a la pregunta”, dijo el policía. ¿A dónde va? La Sra. Williams dijo que “tiene que haber alguna razón para detenerme”. – “ Le voy a preguntar de nuevo. ¿A dónde va?. Al fin contestó: “A la Corte Suprema”. – ¿Qué es lo que le trae por Winona? – “No es de su incumbencia el saber los motivos por lo que voy a Winona”. – Si no quiere meterse en problemas vaya directamente a los juzgados, que es ahí donde tiene que ir usted”.
El coche de policía le siguió durante unos 500 metros y luego desapareció.

La Sra. Williams recordó muchas historias de los afroamericanos en su estado natal de Mississippi, donde los agentes habían herido a muchos de ellos en detenciones como ésta. Cumplió con la orden de mirar hacia adelante. El policía no le dio ningún motivo para detenerla. No le pidió su carné de conducir. La Sra. William son pudo reconocer al policía, ya que estuvo mirando todo el tiempo hacia delante.

La Sra. Williams se dirigió a los juzgados para comenzar su primer día de prácticas. Estaba enojada, pero no sorprendida: “ Sé del trato de las personas de raza negra en pueblos como Winona”. Otros dos estudiantes de derecho en prácticas de la Universidad de San Francisco, blancos, no fueron retenidos por la policía cuando se dirigían a Winona.

El miércoles, los abogados defensores se esforzaron por conseguir que el incidente con la policía llamase la atención del juez. El fiscal se opuso de forma airada. El abogado defensor pidió permiso para sentar a la señora Williams en el estrado. El juez dijo: “ Esto parece la comedia del absurdo”, y que no estaba interesado en escuchar el incidente con la señora Williams, incidente que no tenía nada que ver con el caso. Ordenó al jurado que continuase y se negó a incluir cualquier prueba de la detención de la señora Williams.

La sra. Williams dijo a Alan Bean, de Amigos de la Justicia, que por qué pensaba que los policías la habían detenido: “ Creo que venían del juicio y viven de la injusticia que impregna esta ciudad desde hace años. Se puede cortar con un cuchillo la tensión que subyace en Winona.” ¿Por qué sacar este incidente si puede producir ira en el juez y en el fiscal? “ No pude dormir anoche”, explicó, “ me quedé pensando en mi hija, de tres años de edad. Pensé que tenía que hacer algo para que ella no tuviese que pasar por lo que acabo de pasar yo.”

Mientras que la selección del jurado continúa, el Departamento de Justicia de los EE.UU ha pedido una investigación sobre el acoso a la Sra. Williams.

A pesar de todo, cuando le preguntaron cómo aguantaba el juicio Curtis Flowers a su madre Lola Flowers, contestó: “ Bueno, tiene fe.”

William Faulkner lo dijo mejor: “ El pasado nunca está muerto. Ni siquiera es pasado.”

http://dissidentvoice.org/2010/06/african-american-mississippi-man-starts-record-sixth-murder-trial/

Anuncios