Los cultivos tolerantes al glifosato traen enfermedades y muerte

por la Dra. Mae-Wan Ho y Brett Cherry

ISIS Informe 26/05/10

Publicado por el Instituto de la Ciencia en la Sociedad (ISIS)

Una nueva investigación revela desastrosas consecuencias ecológicas de los principales herbicidas tolerantes con los cultivos transgénicos, según la investigación de la Dra. Mae-Wan Ho y Brett Cherry

Este informe se publica en ‘el sitio web de ISIS , y se puede descargar aquí


Los cultivos tolerantes al glifosato (GT) y el herbicida con glifosato (formulación comercial Roundup), es un veneno para la fijación del nitrógeno y otras bacterias beneficiosas del suelo, aumentan los patógenos fúngicos, disminuye la inmunidad de las plantas y la cantidad de micronutrientes disponibles en el suelo.

Los resultados de las investigaciones realizadas en las últimas décadas pintan un cuadro condenatorio para este sistema de cultivo, que se ha apoderado del 85 por ciento de los 134 millones de hectáreas de tierras agrícolas mundiales, con un constante aumento (GM) (ver [1] Los científicos revelan que el glifosato es un Veneno para los Cultivos y para los Suelos, SiS 47). El aumento sin precedentes de los cultivos Genéticamente Modificados ha ido acompañado de un fuerte aumento en el uso de los herbicidas con glifosato en todo el mundo, especialmente en los EE.UU. [2] Aumento de los cultivos modificados genéticamente y el uso de herbicidas en los Estados Unidos , SiS 45).

El desastre ecológico se ha ido desarrollando en medio de las crecientes evidencias de los impactos adversos del herbicida sobre la salud humana y animal [3, 4] ( herbicida glifosato podría causar defectos en los nacimientos , Ban herbicida glifosato , SiS 43), y la descomposición del Roundup Ready (RR ) en los cultivos origina malezas y supermalezas que se vuelven resistentes al herbicida [5, 6] ( GM cultivos se enfrentan una crisis en los EE.UU. , por la resistencia al glifosato en las malezas – ,The Transgenic Treadmill, SiS 46) [7].

¿Cómo funciona el glifosato ?

El glifosato (N-(phoshonomethyl) glicina) (Figura 1) es un herbicida de amplio espectro inicialmente patentada por Monsanto en la década de 1970 bajo el nombre comercial de Roundup.

Figura 1 El glifosato (N-(phoshonomethyl) glicina)

El glifosato mata las plantas mediante la unión y la inhibición de la 5-enolpiruvilsiquimato-3-fosfato sintasa enzima (EPSPS) de la vía siquimato para la síntesis de los aminoácidos aromáticos fenilalanina, tirosina y triptófano. Estos aminoácidos son los elementos básicos esenciales para todas las proteínas, y también los precursores de factores de crecimiento y fitoalexinas, compuestos que participan en la defensa de la planta contra las enfermedades [8, 9]. Los animales no tienen la vía siquimato y dependen de estos aminoácidos esenciales de su dieta.

Las plantas genéticamente modificadas dependen de la incorporación de una EPSPS de la bacteria del suelo Agrobacterium tumefaciens (que causa una enfermedad de la vesícula), no es sensible al glifosato, y por lo tanto no muere por la utilización del herbicida.

Durante mucho tiempo, el glifosato ha sido promocionado como el herbicida más seguro y benigno para el medio ambiente. Sin embargo, el glifosato tiene otros muchos efectos que actúan sinérgicamente sobre la salud de los cultivos y su productividad, extendiéndose mucho más allá de las plantas del ecosistema, alcanzando el medio ambiente en general.

Los primeros indicios de estos efectos procedían de las observaciones de que la aplicación del glifosato aumentaba en gran medida la gravedad y la incidencia de enfermedades en las plantas, no sólo en los cultivos genéticamente modificados, sino también en los posteriores cultivos que arraigaron en el mismo suelo.

El glifosato aumenta las enfermedades de las plantas por varios mecanismos que debilitan la planta y sus defensas contra las enfermedades, y al mismo tiempo que aumenta la virulencia de los patógenos y sus poblaciones en el suelo. ¿Qué hace que un herbicida con glifosato se traslade por toda la planta a los puntos de crecimiento de los brotes y de las raíces para que las plantas sensibles dejen de crecer?. En las raíces, el glifosato es exudado en la rizosfera (la tierra que rodea las raíces), donde ejerce efectos poderosos sobre la comunidad microbiana y química del suelo.

El glifosato roba los nutrientes de las plantas

Químicamente, el glifosato es un quelante fuerte de los iones metálicos, haciendo que los nutrientes esenciales no estén disponible en el suelo y en la planta. El glifosato fue patentado como un quelante fuerte en 1964. A diferencia de muchos agentes quelantes específicos que unen iones metálicos, el glifosato es un quelante del amplio espectro que se une tanto a macromutrientes y micronutrientes, tales como Ca, Mg, Cu, Fe, Mn, Ni y Zn. Esto es lo que le hace un herbicida de amplio espectro, así como un potente agente antimicrobiano, por el funcionamiento de varias enzimas que dependen de específicos co-factores metálicos [10].

La enzima EPSPS, por ejemplo, requiere de manganeso (Mn) como co-factor, al igual que otros 25 enzimas de la planta, y el glifosato reduce la disponibilidad de Mn para todos ellos. Además, debido a que el herbicida también es un quelato para otros otros iones metálicos, interfiriendo con una amplia gama de funciones biológicas, lo que debilita las plantas, haciéndolas más susceptibles a las enfermedades, y reduciendo la productividad. Esto se aplica a las plantas GM, así como las plantas no-GM. Así, las plantas GM se debilitan, aunque no mueren por la acción del quelante de glifosato, lo que trae consigo un rendimiento muy pobre de los cultivos transgénicos.

Como el glifosato es exudado por las raíces de los cultivos GM mata las malas hierbas que han sido fumigadas, y el herbicida es rápidamente absorbido por otras plantas o inmovilizado en el suelo mediante la unión a iones metálicos, por lo que los iones ya no están disponibles para la absorción por las plantas. El glifosato puede permanecer en el suelo durante periodo de tiempo muy largo, lo que es mejor así, porque sus productos de degradación son tóxicos para las plantas GM y las plantas no GM. Pero eso significa que los cultivos en el mismo suelo seguirán estando expuestos a altos niveles del herbicida, y los efectos se acumulan a medida que se continúa rociando más herbicida.


http://www.internationalnews.fr/article-glyphosate-tolerant-crops-bring-diseases-and-death-by-dr-mae-wan-ho-and-brett-cherry-51189507.html

Anuncios

1 Comment

Los comentarios están cerrados.