El seísmo Monsanto: un nuevo temblor de tierra se desencadena en Haití

por Jean-Yves Urfié

Monsanto ha ofrecido a los agricultores haitianos 475 toneladas de semillas genéticamente modificadas: un regalo envenenado. El estatus de población asistida no es aceptado por todos. Por ejemplo, el pasado 10 de mayo de 2010, se produjo una gran movilización contra el presidente haitiano René Prèval. El Senado había aprobado un proyecto de ley por el cual los mandatos presidenciales de Prèval se prorrogan, por un periodo de tres. Su mandato, por tanto, no expira hasta mayo de 2011. Según Batay Ouvriye (Batalla de los Trabajadores), los manifestantes estaban formados por distintas fuerzas de la oposición, que se dirigieron hacia el Palacio Presidencial en Puerto Príncipe para exigir su salida. La represión policial contra los manifestantes les impidió llegar al palacio presidencial.

Estas movilizaciones también se llevaron a cabo en el interior. Según Batay Ouvriye no sólo la población está siendo ignorada por el gobierno, sino que también protestan por la fuerte presencia de tropas de EE.UU (que, entre otras cosas, han establecido un cordón sanitario frente a la emigración). Se prolonga la presencia de la MINUSTAH ( fuerzas de la ONU bajo el mandato de Brasil).

El 18 de mayo, Día Nacional, se supone que se debía celebrar la independencia nacional conseguida en el siglo XIX, de modo que era una oportunidad para manifestarse en contra de la ocupación de Haití y por un nuevo país que responda a las exigencias de la población. Se hizo un llamamiento a la participación por las radios locales.

El terremoto de Haití, el 12 de enero de 2010, ha alegrado a los hombres de negocios, a los inversores de EE.UU, y la multinacional Monsanto ha ofrecido a los agricultores ese regalo envenenado de 475 toneladas de semillas de cereales y hortalizas, de las que ya se han entregado 60, modificadas genéticamente (OGM), además de fertilizantes y plaguicidas, asociados a aquellas.
Todo esto se distribuye gratuitamente gracias al proyecto WINNER, que tiene el apoyo de la embajada de EE.UU en Haití. ¿ Los haitianos no saben que Monsanto fabricó el herbicida defoliante “agente naranja”, que se dispersó de forma masiva desde 1961 a 1971 para despejar la selva, que era utilizada como un santuario por los combatientes vietnamitas en su lucha contra el ejército imperialista de los Estados Unidos, y que utilizaban los bombarderos norteamericanos durante la guerra de Vietnam, envenenado a los soldados y a la población civil ?

¿No saben los haitianos de que en muchos países ya se ha dado la voz de alarma sobre estas peligrosas semillas? A menudo vienen en un kit junto con el herbicida de Monsanto Roundup, que contiene glifosato. En mi país natal, Gran Bretaña, esta sustancia ha contaminado el agua potable, pero Monsanto continúa asegurando que este veneno es biodegradable. Esto le valió una demanda por fraude ante la Comisaría de policía de Lyon.

Monsanto ya ha comenzado a distribuir sus semillas de maíz OGM en las zonas de Gonaives, Kenscoff, Petionville, Cabaret, Archaie, Croix-des Bouquets y Mirabalais. Dentro de poco en Haití sólo habrá semillas de Monsanto y supondrá el fin de la independencia de los agricultores.

Monsanto ha invertido recientemente 550 millones de dólares en Brasil para fabricar el herbicida Roundup, en el Estado de Bahía. Pero parece que está empezando a encontrar resistencias en el país.

Monsanto dice en su publicidad que ha hecho un regalo generoso. Pero los agricultores de Haití que quieran tener el derecho a plantar nuevas cosechas tendrán que pagar los favores a Monsanto.

El representante de Monsanto en Haití es Jean-Robert Estmimé, fue Ministro de Asuntos Exteriores bajo la dictadura de la familia Duvalier ¡Una prometedora alianza!

Traducción: Zenón.

Notas

[1] El proyecto WINNER fue lanzado el 8 de octubre 2009 – antes del terremoto, pero después de las tormentas tropicales – lpor a Agencia de Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID). Este proyecto pretende, entre otros “la intensificación agrícola. Es financiado por USAID en más de 126 millones de dólares. Una delegación de Monsanto visitó Haití el 6 de mayo 2010. Existe un debate sobre la naturaleza de las semillas (maíz híbrido) y pesticidas y el Ministerio de Haití dice que no se trata de Roundup.

[2 El Tribunal de Apelación de Lyon en octubre de 2008 confirmó la condena original de la empresa agroquímica Monsanto por publicidad falsa acerca de su herbicida, Roundup.

Jean-Yves Urfié es un ex profesor de química en la Universidad St. Marcial, Port-au-Prince.

http://www.mondialisation.ca/index.php?context=va&aid=19205

Anuncios