El teléfono móvil y liberación de mercurio

Por Estelle Vereecke, doctora en cirugía dental, autora de varios libros sobre los dientes

En medio de la controversia sobre los efectos nocivos del teléfono móvil, un estudio ha encontrado una relación con otro problema de salud pública, la amalgama dental, y muestra que la asociación de la amalgama de mercurio y los teléfonos móviles son un peligroso cóctel.

La utilización del teléfono móvil aumenta la liberación de mercurio de las amalgamas dentales, según se desprende de un estudio realizado en la Universidad de Ciencias Médicas de Shiraz, Irán. En una investigación realizada entre 14 estudiantes se reveló un aumento significativo de la concentración de mercurio en la orina después de utilizar el teléfono móvil.

La radiación de microondas que emiten los teléfonos móviles tienen un significativo impacto en la emisión de mercurio”, según se desprende de estudio.

Al igual que cualquier otro metal, los que están presentes en la boca interfieren con las ondas electromagnéticas. En cuanto a la amalgama, no es sorprendente, dado que los metales que entran en su composición del relleno son los mismos que utilizan los teléfonos móviles, que también se utilizan para su reciclado en amalgamas dentales.
Interferencia con múltiples amalgamas dentales

Además de las ondas emitidas por los teléfonos móviles, el estudio iraní ha demostrado que un examen mediante resonancia magnética (IRM) también es capaz de inducir una mayor liberación de mercurio.

Muchas otras fuentes de campos magnéticos están presentes en nuestro entorno: los teléfonos móviles, antenas de telefonía móvil, internet inalámbrico wi-fi, teléfonos inalámbricos DECT, hornos microondas, monitores de ordenador y la televisión, radio reloj con alarma, bombillas y probablemente muchos otros.

Estas ondas electromagnéticas podrían tener un impacto mediante la alteración de las amalgamas dentales, acelerando el proceso de liberación de mercurio.

Esto es especialmente preocupante ya que la tecnología está evolucionando más y más hacia los dispositivos inalámbricos que implican el uso de ondas electromagnéticas, como la tecnología por ejemplo Powermat. Se necesita “una longitud de onda lo suficientemente amplia (…) pero no excesivamente alta, porque el riesgo para la salud humana es real”, esta reflexión del profesor Jean-Charles Jacquemin ciertamente no nos va a descubrir lo que ya sabemos: que las amalgamas dentales están presentes en casi todas las personas.

Directo al cerebro

La amalgama de mercurio y los campos electromagnéticos presentan un alto riesgo al asociarse, aumentando los efectos nocivos. De hecho, después de Pierre AUBINEAU **, investigador del CNRS, los campos electromagnéticos de los teléfonos móviles hacen más permeable la barrera hemato-encefálica , que normalmente protege al cerebro de las sustancias tóxicas que circulan por la sangre. Ahora resulta que el mercurio liberado por estos campos electromagnéticos tiene una afinidad específica por este tejido nervioso.

Así, las ondas electromagnéticas son doblemente nocivas:
• por un lado promueven la liberación de veneno para las células nerviosas que es el mercurio.
• En segundo lugar, están abriendo el acceso real, permitiendo que acceda al cerebro.
El problema es particularmente agudo en los niños y los fetos, que son más sensibles a la neurotoxicidad del mercurio que los adultos. Así, el autismo podría atribuirse a la intoxicación temprana por mercurio.

A las numerosas precauciones que hay que tomar para el uso del teléfono móvil ¿habrá que añadir la presencia de amalgamas dentales?
Algunas cifras

Mercurio: quince toneladas de mercurio se colocan cada año en la boca de los franceses.

Teléfonos: A finales de diciembre de 2008, más de 58 millones de franceses (de los 65 millones) poseían al menos un teléfono móvil. Geográficamente, la ciudad cuenta con 55,7 millones de clientes, con un índice de penetración del 90,7% (fuente: prensa AFP, 09.02.2009).

  • Mortazavi SM et al. Mercurio liberación de las restauraciones de amalgama dental después de la resonancia magnética y después del uso del teléfono móvil. J Biol Sci. Pak. 2008 15 de abril; 11 (8) :1142-6

    ** Http: / / http://www.piecesetmaindoeuvre.com / IMG / pdf / Vrais_dangers_du_portable.pdf

http://www.holodent.com/article-24489163-6.html

Anuncios

3 Comments

  1. Es increíble que no haya regulación sobre esto, yo me he enterado hace poco de que mis empastes eran venenosos porque tenían !!mercurio!! por un libro que ha comprado una amiga y en el también dice que hablar con el teléfono móvil pegado a la cara y a los empastes hace que se evapore más mercurio y cuenta que incluso se ponen negros por la radiación. Muy recomendable el libro se llama: Mercurio en la boca lo que nadie le dijo de sus empastes metálicos y esta es la página web http://www.mercurioenlaboca.org/

  2. me duele mucho la cabeza si hablo por el móvil aunque sea un minuto, noto perdida de memoria y me cuesta mucho “hacer cuentas, ordenar papeles”etc,algo que no les ocurre a mis amigas, siempre he pensado que mis 5 super empastes de cuando era adolescente SON CON MERCURIO, antes plateados aunque ya están negros,tenan la culpa…HOY ESTOY SEGURA DE ELLO!!!

  3. pues yo antes de ponerme amalgamas mortales que por cierto los odontologos las defienden mucho claro y los entiendo porque de alli es que comen ellos………….antes cuando hablo mucho por celular me aturdo me descordino ufff y hasta me mareo me ha salido una descamacion en la cara y el pelo horrible..yo creo que son los celulares y ordenadores mas las bombillas y para completar te meten amalgamas para terminar de intoxicarnos estos supuestos dueños de la tecnologia están LOCOS que esta acabando con los seres Humanos y con la naturaleza un llamado a esta gente que lo unico que le interesa es la riqueza material… QUE PIENSEN EN LOS SERES HUMANOS Y EN SU FAMILIA POR DIOS……………

Los comentarios están cerrados.