¡Cuando las multinacionales dicen proteger nuestros derechos….

Washington Post

por Cecilia Kang, 21 de abril de 2010


Los anunciantes no son los únicos que quieren datos de las visitas que realizan los usuarios, también los gobiernos de EE.UU y otros países, de acuerdo con las informaciones que da Google.

El buscador divulgará la frecuencia con que recibe solicitudes de información privada por parte de las autoridades gubernamentales de todo el mundo, así como las peticiones de censura de acceso a ciertos datos. La compañía dijo que espera de este modo arrojar luz sobre las actuaciones de los gobiernos y la creciente presión a que está sometida para bloquear la información de la Internet.

En Google creemos que una mayor transparencia dará lugar a menos censura en la red”, dijo David Drummond, jefe de Google. Dijo también que más de 40 gobiernos censuran la información, frente a los 4 de 2002. China ha colocado un cortafuegos de forma que los usuarios domésticos no puedan acceder a la información, así como barreras tecnológicas que impiden a los usuarios comunicarse entre sí.

Google también anunció que Brasil y Estados Unidos son los principales países que realizaron las solicitudes de datos privados de los usuarios de julio a diciembre de 2009. Cada una de estas naciones hizo más de 3.000 peticiones para obtener información de los usuarios de Youtube y de las redes sociales, por ejemplo Orkut.

Brasil y Alemania son los que encabezan la lista de países que exigen la retirada de ciertas informaciones de la red. Brasil realizó a la compañía más de 150 peticiones para censurar páginas de Orkut, muy popular en Brasil, y en la que los usuarios están suplantando a otras personas. En Alemania, las solicitudes se basan en las denuncias de presencia de material pro-nazi, o la relativa a demandas por difamación, dijo la compañía.

Google no ha aportado información acerca de China. Dijo que en lo referente a otros países “las demandas de censura se guardan como secretos de Estado, y no podemos revelar esta información en este momento”.

Las cifras proporcionadas por Google no están muy claras y pueden contener muchas variables. La petición de cierre de un sitio web se puede tratar de la misma manera que si se solicitasen datos de cientos de direcciones de Internet, dijo la compañía. Google dijo que actualizará sus datos cada 6 meses y espera dar una información mucho más detallada.

Pocas de las informaciones que aporta Google se refieren directamente a las batalla de la empresa contra la censura en la red, que la llevó a trasladar su negocio de China el mes pasado. Google dijo que muchas de las peticiones eran legítimas. Las fuerzas de seguridad a menudo solicitan, por ejemplo, la retirada de sitios web relacionados con la pornografía infantil, o que se viola las normas relativas a material violento, o la desnudez en sitios como Youtube.

La información pone de manifiesto como algunas naciones manejan la información con respecto a otras. Italia, por ejemplo, tiene unas leyes sobre la privacidad más duras que las de EE.UU. En la India, las denuncias por difamación se han derivado a la policía local, que en contacto con Google busca a los suplantadores en Orkut.

Empresas de alta tecnología y telecomunicaciones se han quejado de las exigencias que les imponen en aplicación de ciertas leyes locales y federales para que entreguen información sobre el comportamiento de los usuarios en la red.
El lunes pasado (19 de abril de 2010), Amazon demandó a las autoridades de Carolina del Norte porque exigen nombres e información de los contactos de sus clientes y los detalles acerca de la compras en línea realizadas, incluyendo lo títulos específicos de los libros. Kenneth R, Lay, secretario del Departamento de Estado de Hacienda, cuestionó las afirmaciones de Amazon, diciendo que la agencia no pedía los títulos concretos de los libros, sino sólo una información general de lo que los clientes compraron.

Facebook es regularmente requerida por el Estado y la Policía para que entregue información relativa a casos penales y civiles. Microsoft ha presionado para que la reforma de la Ley Electronic Communications Privacy Act incluya aplicaciones de cloud computing, de modo que toda la información del usuario quede protegida, sobre todo de las demandas del gobierno para obtener información.

Algunas de las mayores empresas de Internet no respondieron de forma inmediata al plan de acción de Google. Yahoo dijo que las demandas de aplicación de las leyes afectan a una pequeña cantidad de usuarios y que no puede dar ese tipo de información.

Microsoft dijo que está trabajando para lograr una coalición entre las empresas y grupos públicos de interés para que se proporcione una mayor transparencia en las demandas del gobierno para obtener información de los clientes.

Facebook anunció el martes por la noche que aún está examinando una herramienta que le permita ofrecer los datos que le soliciten las administraciones.

http://www.washingtonpost.com/wp-dyn/content/article/2010/04/20/AR2010042005106.html

Anuncios