Un testimonio sangrante: las condiciones de trabajo en las fábricas textiles de Haití

« La esperanza de Georges »

¿Qué relación hay entre la marca de vaqueros que usted lleva y Haití, el país más pobre de América?

La empresa CODEVI, en la zona franca. Esta fábrica está situada en la frontera con la República Dominicana.

Georges Macès cose los dobladillos de los pantalones que luego se venden en el extranjero con la conocida marca Levi’s. Georges cobra menos de 15 euros por semana. Militante del sindicato local SOKOWA, mantienen las reivindicaciones para obtener un salario más digno.


Apenas alcanza para sobrevivir”

Cuando llegué lo único que me dieron fue un formulario, que firmé sin saber qué decía”.

Pronto se da cuenta de que las condiciones de trabajo en la Compañía de Desarrollo Industrial (CODEVI) no cumplía con lo convenido. Esta fábrica está situada en Ouanaminthe, en el límite con la frontera dominicana, donde este obrero haitiano confecciona desde hace casi dos años los vaqueros que luego se venden fuera bajo la marca Levi’s y Wrangler. Otra unidad de producción de la fábrica confecciona camisetas, que llevarán la marca Sara Lee.


En teoría, si Georges llegara a coser 1.800 dobladillos de pantalón al día podría cobrar hasta 1.300 gourdes a la semana ( unos 25,54 euros ). Pero este haitiano de 32 años no alcanza este cupo de producción, llega sólo a los 750 gourdes semanales (14,86 euros). Es algo más que el salario mínimo fijado en la Constitución de Haití (70 gourdes por día), pero apenas alcanza para sobrevivir. “Aunque gano algo más que antes, todavía no me alcanza. La vida cada vez se encarece más”.

Georges no tiene suficientes ahorros como para comprar una casa, así que vive con su esposa e hija en una casita que el agua invade en la estación de las lluvias, por el crecimiento del caudal de un río cercano.

Georges y otros trabajadores de la zona franca decidieron formar un sindicato, denominado Sendika Ouvriye Kodevi Wanamnet (SOKOWA) para luchar por un aumento del salario y por el pago de las horas extraordinarias obligatorias. Pero les fue mal. “Cada vez que un trabajador tenía problemas, íbamos a las oficinas a defenderle. La patronal hizo una lista con los miembros del sindicato y nos despidió a la mayoría.”

Georges se dio cuenta de esta forma que la patronal de CODEVI no quería tener un sindicato en la fábrica. A partir de 2004, las cosas empeoraron. “Dentro de la zona franca, los guardas de seguridad eran militares dominicanos e intervenían con el mínimo pretexto.”

Golpearon varias veces a los obreros. “Al día siguiente de una huelga en la que participaron muchos obreros, por lo menos 350 de ellos fueron despedidos.”

¿Una coincidencia o una deliberada represalia antisindical? Para justificar luego el cierre de la fábrica, la empresa habló de actos violentos dentro de la fábrica.


Siguieron varios meses de una amarga movilización local y una fuerte presión internacional para que el grupo M, el gigante dominicano de la ropa, y que maneja la empresa CODEVI, cediera. En febrero de 2005, se firma un protocolo de acuerdo. Se reincorporan a sus tareas la mayoría de los trabajadores despedidos, SOKOWA reconoce un comité paritario como legítimo interlocutor. Dentro de la fábrica de pantalones vaqueros y camisetas se trata mejor a los 1.300 trabajadores haitianos de CODEVI. “Se nos respeta más”, reconoce Georges.

Tenemos también una línea de comunicación con la patronal, que antes se negaba a hablar con nosotros”. No obstante, los miembros del sindicato, no se quedan conformes. Todos los domingos por la tarde unos veinte miembros del sindicato haitiano se reúnen para discutir sobre los problemas: salarios muy bajos, agua insalubre y una temperatura asfixiante en el lugar de trabajo.

¿Y si se instalaran otras empresas de confección textil en la zona franca de Ouanaminthe?

En cuanto al empleo sería sin duda mejor”, reconoce Georges, “pero si lo salarios son tan bajos, seguirá reinando la miseria en Haití”.

El Masacre se cruza a pie (CODEVI) 32′

http://www.icftu.org/displaydocument.asp?Index=991223115&Language=ES

Anuncios

1 Comment

  1. esta es una empresa de porqueria donde se explotan a los empleados sin ningun tipo de remordimiento los pobres haitianos son forsados a trabaja 9 hora dias con poco de tomar.

Los comentarios están cerrados.