Plan secreto de Van Rompuy, presidente no electo del Consejo de Europa

THE INDEPENDENT, 11 DE FEBRERO DE 2010

El nuevo presidente del Consejo Europeo, Herman Van Rompuy, sustentándose en la actual crisis financiera ha planteado con audacia la cuestión de la libertad de los estados en elaborar sus presupuestos nacionales.

The Independent ha tenido conocimiento de un anexo de la carta enviada por el Sr. Van Rompoy a los jefes de estado que se reunirán en la cumbre de Gobierno en Bruselas.

La idea es poner todas las economías europeas bajo vigilancia. Algunas decisiones importantes en este sentido se tomarán en breve

Van Rompoy dice: “ Los miembros del Consejo de Europa son responsables de la estrategia económica de los gobiernos. Se les pide una coordinación de las políticas y de la gobernanza económica, y sólo el Consejo de Europa es capaz de ofrecer una estrategia común para un mayor crecimiento y más eficiente.” También dice “que las crisis ha puesto de manifiesto una serie de deficiencias… Los planes presupuestarios, los programas de reformas estructurales y los informes sobre el cambio climático deben presentarse simultáneamente a la Comisión. Eso proporcionaría una visión de conjunto.”

Una fuente de la UE reveló que “ se deja claro para todos que esta crisis económica no puede ser resuelta por los Estados miembros individuales, tales como Alemania o Grecia para resolver sus problemas. Lo que necesitamos es el mismo mecanismo que se ha impuesto a Grecia a fin de supervisar y analizar la situación de los países de la zona del euro. La idea es poner todas las economías europeas bajo vigilancia. En este sentido, se tomarán decisiones muy pronto.

Excepcionalmente, el Presidente del Banco Central Europeo, Jean-Claude Trichet, ha interrumpido una reunión de los bancos centrales en Sidney, regresando rápidamente a Europa.

La presión sobre el euro ha ido cediendo, a la espera de que la supuesta autoridad política y económica de la UE calmase los mercados.

El gobierno de centro-izquierda del Sr. Papandreu anunció cuatro años de austeridad para contrarrestar el enorme déficit presupuestario. Sin embargo, las dudas continúan. Después de una situación dramática, los recaudadores de impuestos de Grecia se declararon en huelga la semana pasada. Después fueron suspendidos todos los vuelos hacia y desde Grecia, por una huelga de los controladores aéreos y surgieron problemas en hospitales y escuelas.

Aunque no han sido directamente afectados, teniendo en cuenta que la libra esterlina está fuera de la zona euro, Gordon Brown ha señalado que cualquier fisura en la economía europea tendría su influencia y su riesgo en el Reino Unido.

Hay unos niveles muy altos de ansiedad en la UE sobre la posibilidad de que se contagie a otros países la situación de Grecia, España y Portugal, cuestión ésta también confirmada por el Sr. Van Rompuy: “ La crisis ha puesto de manifiesto deficiencias. Nuestra tasa de crecimiento estructural es demasiado baja como para crear empleos y apoyar nuestros sistemas sociales.

Refiriéndose al hecho de que la UE no tiene una solución para resolver la actual crisis presupuestaria que afecta a sus Estados miembros, el Sr. Van Rompuy dice: “ Los recientes acontecimientos en la zona euro acentúan la necesidad urgente de fortalecer nuestro gobierno económico. En nuestras entrelazadas economías, las reformas deben ser coordinadas para maximizar su efecto.”

El Pacto de Estabilidad y Crecimiento en Europa y el Tratado de Maastricht, se han diseñado para prevenir las crisis fiscales en la zona euro, como la que actualmente nos afecta.

Las reglas de Maastricht – la restricción de los Estados miembros a un déficit presupuestario anual del 3% y una deuda pública total en el conjunto del PIB del 60% – fueron experimentadas durante la crisis financiera. Incluso en los años de bonanza conviene recordar a los estados este tipo de descuidos.

En el futuro, dijo el señor Van Rompuy, “nos centraremos en el impacto de las políticas nacionales en toda la UE, en particular en torno a los desequilibrios macroeconómicos y diferencias en la competitividad.”

La actual crisis financiera está enfrentado a tres presidentes de la UE, que intentar ocupar el primer lugar: Van Rompuy, presidente del Consejo Europeo; el presidente del gobierno español, José Luis Rodríguez Zapatero, Presidente del Consejo de la Unión Europea y José Manuel Barroso, Presidente de la Comisión Europea.

El presidente Barack Obama ha despreciado la reciente cumbre UE-EE.UU, que debiera celebrar la próxima primavera, en el marco de un triunvirato inmanejable.

La cumbre tendrá lugar lejos del habitual centro burocrático, porque Van Rompuy “quiere crear un ambiente más íntimo, sin un ejército de asesores”, ha revelado una fuente. “Tenemos una gran tensión entre los estados miembros, por lo que se prefirió un diálogo abierto, amistoso, con unas adecuadas sesiones de trabajo que relajen el ambiente.”

Título Original: El Plan Secreto de Van Rompuy presidente del Consejo Europeo
Artículo original en la página web de The Independent

Anuncios